12 abril, 2010

Culo

Está chido, mi primer escrito en este blog. Primero, aparece el aviso de advertencia que me hace sentir como si estuviera apunto de leer al Marqués de Sade, jajajja y será algo así pero más nice, naaaa qué se ysho.
Hey, un día estaba meditando porque la gente se espanta de las palabras "políticamente incorrectas", "desagradables". Hay algunas que fonéticamente son desagradables, así las clasifico yo, pero su contenido no me parece tan mal, es algo neto, sólo que el pudor de la gente a veces suele hacerlas monstruosas.
Qué tal si un día les hicieran sacar sus propios espantos, mieditos...
Ahí está, Doña Clementina, señora de buenas costumbres, sentada en la sala de su casa viendo la telenovela, no sé porqué pero acaba de aceptar que la palabra "culo" no va con ella, pero quiere superarlo ser libre, va por el buen camino; felicitemos a la mujer. No sé en qué momento me descuidé pero vuelvo al teclado y ya la veo tirada en el suelo, vociferando como perro endemoniado, así dura un ratito a mi no me queda más que mirar y no dejar de escribir. Entonces veo que vomita un culo, rosado, peludo y lleno de excremento humano de mal gusto. La señora se siente asustada, las lágrimas no para de chorrear, es algo así como si hubiera dejado abierta la llave del agua. Yo no puedo opinar, sólo soy la que saca todo ésto de mi mente. Ahí, medio shockeada y a un centígrado del infarto, Doña Cleme toca el abombado y tiernito trasero del tamaño de una sandia. Así es damas y caballeros la señora ha quedado liberada. Ella no sabe qué hacer, pero eso sí les aseguro que esa palabra jamás la volverá a perturbar.
Fue rápido, fácil y práctico.
SFX: APLAUSOS. Bravo, Doña Cleme, así se hace carajo!! Esos son....(valor). No quise escribir la siguiente palabra porque tal vez puedas ser tú...sí, tú (el que está leyendo ésto) el siguiente en ser liberado y quién sabe que rayos vomitarías no quiero estar ahí, ni mi cerebro. Guac!
Bueno, mi cerebro ya no quiere hablar, así que aquí terminamos. El manda ni modo.
Ah! Si están preguntándose qué va hacer la señora con su "culo vomitado", pues no sé, yo creo que algo bonito se le ocurrirá, es más igual y hasta le teje una carpetita rosa unos chones y lo adorna.
Adiós.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal