12 abril, 2010

DESDE CEROS comienza el juego sin nombre

sin premios ni perdedores

sin sudor, ni nada.

Es el lugar sin fin

hacia donde mi marea me arrastra

nada me detendrá porque infectado estoy

como todos nosotros

de mucho, de nada, de todo y de poco.

Mascotas de nadie

escupidos estamos

sin fuerzas, sin huesos

empezando de nuevo.

Hoy esclavos del tiempo

mañana ladrando consuelo.

Tu risa me muerde

de nuevo me infecto.

Sin sangre, sin huesos

ni manos que me ayuden,

cabalgaré de nuevo

al lugar que me espera,

al lugar de nadie.

Ja!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal