21 mayo, 2010

Friends
El conejito negro andaba brincando por ahí
sin destino, ni miedo, ni asco, ni histeria
qué más podía hacer yo que llevarme a esa criatura desterrada.
Conejo y vampiro van de la mano
por lugares agridulces,
con golfas en cada esquina.
Dark Rabbit: Fuck everybody!! Fuck off!!
Me: ¡¡Ya dejen de ladrar!!
Le tape los oídos al conejo y me fui corriendo
no quiero que se ensucie y termine como ellos.
Dos seres fantásticos en un mundo sin chiste
que sólo se interesa por chichis y dinero...y dicen que los muertos somos nosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal